RELATOS SALVAJES y otras historias

savage

En 2014, el joven cineasta Damián Szifrón, ilustraba al mundo con el característico y muy amargo humor negro del cine argentino a través de su opera prima Relatos Salvajes, una serie de seis capítulos unidos en un film lleno de humor, violencia, amor, política y cruda realidad.

En cada capítulo, las vísceras de la sociedad, cautivadas por la venganza salen a flote mediante personajes de intrincadas personalidades, capaces tanto de amar como de matar al prójimo con la misma facilidad.

Pasternak, Las ratas, El más fuerte, Bombita, La propuesta y Hasta que la muerte nos separe, son los capítulos que conforman Relatos Salvajes. Seis capítulos, seis historias y seis protagonistas distintos y tan parecidos a la vez, tan cambiantes y explosivos, tan reales, tan humanos, que es casi imposible no identificarse con cada uno de ellos.

PASTERNAK
PASTERNAK

Sería muy sencillo hablar ahora sobre el capítulo de Pasternak, y empezar a hacer conjeturas sobre conspiraciones y la estupidez humana, así que no lo haré. Pero para aquellos interesados, aquí hay un artículo que podría ser de su morboso agrado.

No, el que a mí me interesa es más bien ha historia de Bombita. En este capítulo se narra la desgraciada suerte de Simón Fisher (interpretado por un excelente y galardonado Ricardo Darín) y cómo este, un hombre cansado de la burocracia y la sociedad en general, decide cortar por lo sano y reventarlo todo (chiste fácil) en un intento por cambiar el sistema, y de paso rendir cuentas con todos aquellos que le destrozaron la vida.

BOMBITA
BOMBITA

Evidentemente, esto es sólo el alma mater del argumento, lo que importa de verdad, no la historia completa, ni los motivos, ni la parafernalia que lo rodea. Para esto, querido lector, deberá ver la película, no tengo intención ni de facilitarle el trabajo, ni tampoco de arruinarle el final.

Volviendo al tema, ¿no es acaso esto -vengarse de lo que nos han hecho- algo sumamente humano y corriente? Lo es. Quien más quien menos, todos devolvemos las jugarretas y las putadas que nos han hecho, pues perdonar es tarea complicada y a veces no del todo satisfactoria. Casi nunca de hecho. Y por muy compasivos, permisivos y dóciles que seamos, llega un momento en el que explotar es lo único que libera nuestra alma. Y morir matando más aún.

De hecho esta es la grandiosa metáfora (aunque no tan metáfora) del relato. Sublime.

El ser humano es difícil de comprender, pero simple en los actos que ejecuta. Puede que sea esto lo que tanto nos asombra de nosotros mismos: que en el fondo seamos tan previsibles pero tan lentos en darnos cuenta de cómo terminará la historia.

HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE
HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE
LAS RATAS
LAS RATAS
EL MÁS FUERTE
EL MÁS FUERTE
LA PROPUESTA
LA PROPUESTA

El tráiler:

Anuncios
RELATOS SALVAJES y otras historias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s