WHO ARE YOU? Sobre la falsa apariencia

rent

“Puedo ser lo que quieras, dime lo que quieres y lo seré por ti”. Con esta frase Noah le brindó a Allie la posibilidad de vivir una realidad idílica. Idílica pero falsa, y aún sabiéndolo, esa falsa realidad era la única que deseaba pues materializaba todos sus sueños.

La necesidad de crear falsas realidades, en el cine y en el arte en general, no es sino un reflejo de la necesidad real de aparentar vivir en un sueño. La gente habla, y siempre hablará y dirá cosas que no deseamos oír, pero que son ciertas. Por eso el deseo de cuidar escrupulosamente la gran mentira de nuestras vidas, es una necesidad vital. Vivimos en una mentira, y no hablo de conspiraciones gubernamentales, sino de nuestro mediocre día a día. Y todos lo sabemos, porque todos lo hacemos. Pero una cosa es aparentar ser más simpático o interesante de lo que se es en realidad, y la otra, muy distinta, es construir una falsa historia sobre quiénes somos con el fin de ocultar la verdad a los demás y a nosotros mismos.

Esto precisamente es de lo que trata “Rent a family inc” (2012) un filme documental de Kaspar Astrup Schröder sobre cómo la comunicación es la base de las relaciones humanas. En realidad, la historia trata de la doble vida de Ryuichi Ichinokawa, un padre japonés que al margen de su vida ordinaria, mantiene un negocio de alquiler de personas para todas aquellas ocasiones en las que alguien pueda necesitar fingir tener una esposa guapa, un padre estricto, una amiga divertida o incluso un jefe simpático.

Hagemashi Tai es el nombre de esta peculiar compañía de alquiler de sustitutos.

c_rent-a-family-inc_articolo2

Pero lo interesante del documental no es tanto la insulsa y desgraciada vida del señor Ryuichi, sino la problemática que plantea. Lo que importa no es el ¿cómo a alguien se le ha ocurrido esto?, sino el ¿porqué la gente hace uso de algo así?.

“Rent a family inc” es más una puerta al actual -que no reciente- debate de por qué necesitamos fingir ante los demás, hasta dónde estamos dispuestos a mentir, y hasta qué punto es ético dar mercado a esta necesidad.

Los seres humanos, desde tiempos remotos, se han desvivido para aparentar ser mejores, más poderosos, más apuestos y más ricos que sus congéneres, así que no nos deberían sorprender negocios como el del señor Ryuichi, porque lo que él hace es llevar al campo real, físico, lo que muchos hacen en el mundo virtual: hacer creer a los demás que tenemos vidas interesantes, ese tipo de vidas que despiertan celos y admiración.

Y como él, otros tantos muchos se han lucrado de esta falta de afecto y comunicación de la humanidad. Sin ir más lejos, hace un par de años empezamos a ver anuncios de un nuevo negocio online de dudosa moral. En realidad, no se trataba de nada nuevo, pero sí que era de las primeras veces que algo así se anunciaba públicamente en televisión, así que la polémica surgió más por el hecho de publicitarlo que el negocio en si. Me refiero a la web de alquiler de escorts masculinos AdoptaUnTio.es. En su web dejan muy claro a qué se dedican “El cliente manda y, en este caso, las clientas. ¡Las damas primero! En el supermercado de las citas, las mujeres encuentran buenos chollos.”, y en su facebook reza: “♥ Hombres-objeto para mimar”. 

Ilustración de Moderna de Pueblo
Ilustración de Moderna de Pueblo

Evidentemente, AdoptaUnTio no tiene nada que ver con el negocio del señor Ryuichi más que en el hecho de alquilar a personas con el fin de fingir una relación ideal frente a los demás, y frente a uno mismo. 

Pero lo que hay detrás de la mentira es la verdad, la mísera realidad de una vida corriente que nos hace sentir decepcionados con nosotros mismos, que nos incapacita la felicidad. Los demás creerán saber quién eres, pero sólo tú sabrás que no eres ni la sombra de lo que los demás admiran de ti. Y llegará un momento en el que desearás no haber abierto los ojos jamás, pero entonces ya será demasiado tarde, porque la culpa y la decepción serán más fuertes que los retweets y los likes, y sólo te quedará huir y empezar de cero. Si puedes.

Al final, no nos sale a cuenta vivir una mentira que no podemos mantener, pero para aquellos que han probado su efecto, es como una droga. Porque no hay nada como la aprobación de los demás.

La necesidad de sentirse apreciado es algo tan fuerte y tan extendido que resulta evidente preguntarse si en realidad, todo lo que percibimos son verdades edulcoradas que nos hacen sentir peor con lo que tenemos y nos arrastran a seguir con la mentira.

Y hoy, más que nunca, gracias a la cultura de las redes sociales, podemos ser quien queramos ser. Bueno, podemos fingir ser quien queramos ser, y rezar para que nadie ni nada nos delate.

Sobre este tema, hay muchos documentales, películas y proyectos varios. Aquí os dejo algunos de ellos.

  • What’s on your mind? Es un cortometraje dirigido por Shaun Higton que muestra y critica precisamente esta falsificación de nuestras vidas en los perfiles de Facebook.
  • FILTROS. Moiré Films realizó un cortometraje tratando el “postureo” y la falsedad en los perfiles de Facebook (de nuevo).

“Pero a quién le importa cómo seas en realidad? Se trata de vender cualidades que puedan atraer a tus posibles clientes”.

  • Y para terminar, el famoso proyecto de Zilla Van Den Born. Esta estudiante de diseño holandesa, con el fin de criticar la falsificación de las vidas en las redes sociales, engañó a todos sus conocidos haciéndoles creer que se iba de viaje por Asia, y todos la creyeron.
Anuncios
WHO ARE YOU? Sobre la falsa apariencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s